Productos químicos para piscinas en Barcelona

El tratamiento químico del agua consiste en aplicar productos específicos que garanticen la higiene, conservación y transparencia perfecta del agua. Cuatro son los pasos que debemos seguir para el correcto tratamiento del agua de nuestra piscina:

Con nuestro producto se garantiza  ajustar los correctos valores de Ph, desinfección, eliminar las algas de la piscina y la floculación.

El Ph de la piscina mide la acidez del agua. Al mantener el Ph en los valores adecuados, se evita la irritación de los ojos, picores en la piel, la prevención de materias orgánicas y ayuda a mejorar la eficacia del cloro y del floculante.

Los motivos aparentes por lo que se suelen alterar los valores del Ph son por la aportación de agua, productos químicos, impurezas, algas y los bañistas.

Para el mantenimiento del correcto equilibrio del agua, es necesario analizar el valor del PH al menos dos veces por semana, para ajustarlo a los valores de referencia: entre 7,0 y 7,4. Si detectamos que el valor del PH no es correcto puede que necesitemos aumentarlo o disminuirlo.

Para disminuir el valor del PH usaremos un minorador de PH. Es un polvo de disolución rápida elaborado con bisulfato sódico que reduce el PH en 0,1 dosificando 10 gramos por metro cúbico de agua. Para usarlo, dosificaremos con el equipo de filtración (depuradora) en marcha. Lo verteremos directamente delante de las boquillas de impulsión (por donde sale el agua hacia nuestra piscina) para una correcta difusión. Es peligroso mezclarlo con otros productos químicos y no es aconsejable agregar más de 300 gramos por metro cúbico de agua.

Para el correcto equilibrio del estado del agua, al analizar el Ph, los valores deben ser entre

7,2 y 7,6. Si se detecta que el valor no oscila entre estos valores, se necesitará aumentar o bien disminuir. Para aumentar o bien disminuir estos valores de Ph se utilizan minoradores de Ph a incrementadores en polvo, para disolución rápida o bien en líquido.

Para resultado de realizar la desinfección es eliminar los gérmenes patógenos del agua, el producto más eficaz y tradicional en desinfectar el agua es el cloro. En caso de que algún bañista se alérgico al cloro, se pueden utilizar alternativas; Bromo o bien productos a base de agua oxigenada. La concentración adecuada de cloro en el agua es de 05 gramos/m3.

Existe la cloración rápida o de choque y la cloración lenta. La cloración de choque es utilizada para realizar la puesta en marcha de la piscina, después de fuertes lluvias o abandono de mantenimiento.

La cloración lenta es utilizada para realizar el mantenimiento del agua de la piscina, los productos utilizados son tricloros, en forma de pastillas o granulado. Recomendable utilizar dosificadores flotantes o colocar pastillas en la cesta del skimmer.

En el caso de proliferación de algas y para poder eliminarlas, se utilizan antialgas. Las algas se originan por culpa de la temperatura, niveles incorrectos de desinfección, suciedad o bien cal en fondo y paredes.

producto-quimico-piscinas

Se han cerrado los comentarios